Escudo de la Universidad Politécnica de Madrid

Escuela Técnica Superior de Ingeniería
Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas

Tras los pasos de Galdós

En el centenario de la muerte del escritor, un alumno del Máster en Jardinería y Paisajismo proyecta un recorrido vegetal por el barrio madrileño de Universidad, escenario de la novela ‘Miau’.


25-07-20

Aunque nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1843, Benito Pérez Galdós residió la mayor parte de su vida en Madrid, donde ambientó muchas de sus novelas. En este año en que se conmemora el centenario de la muerte del escritor, son numerosas las iniciativas que recuerdan su profundo vínculo con la capital. Un estudiante del Máster Universitario en Jardinería y Paisajismo de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) se ha sumado con un proyecto que plantea un recorrido por las calles y las plazas del barrio de Universidad, más conocido como Malasaña o Maravillas, escenario en el que transcurren las peripecias de los personajes de Miau, una sátira sobre el Madrid burocrático del último cuarto del siglo XIX.

Recreación de la propuesta para la plaza de las Comendadoras. / Javier Margelí Espallargas

 

La ruta empieza en la plaza Guardias de Corps, junto al antiguo cuartel del Conde Duque, y termina en el convento de Don Juan, enfrente de la Real Academia de Historia. El empeño del alumno Javier Margelí Espallargas es “referenciar todo el recorrido novelístico, pero de una forma sencilla y mimetizada con el entorno”, sin necesidad “de remarcar y enfatizar cruces y viales”, indica en su trabajo, elaborado para una de las asignaturas (Talleres de proyectos: el jardín urbano) del máster que se imparte en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (ETSIAAB). Para ello, además de unificar elementos como el pavimento, busca dar una continuidad vegetal al itinerario. La idea básica consiste en replicar la distribución de especies en el extremo y prolongar aquellas que lo unen interiormente.

El proyecto, dirigido por los profesores Carmen Varela y Carlos de San Antonio, plantea la mayor intervención en la plaza de las Comendadoras, centro de muchas situaciones de la novela. Aparte de “unificar el espacio completo, incluyendo el triángulo de la calle Amaniel” y “disuadir la movilidad rodada”, se plantarían árboles y trepadoras “con implosión otoñal”, incluida una alineación central a base de clones de olmo resistentes a la grafiosis, utilizados ya por el Ayuntamiento de Madrid en otras ubicaciones. “Al ser todas las especies caducas, ajustan el asoleamiento necesario para comodidad de los usuarios, y como no poseen una floración llamativa y atractiva, dejan ese valor para los árboles y campánulas que inundan el resto del itinerario”, aclara Margelí.

 

Fotomontaje de la intervención en la calle Espíritu Santo. / Javier Margelí Espallargas

 

Un elemento que unifica el itinerario propuesto son los alcorques, los hoyos que rodean las plantas para detener el agua del riego. “Actualmente, tienen unas dimensiones mínimas que limitan y marcan el crecimiento de los árboles presentes”, lamenta el autor del proyecto, titulado Galdós por las calles de Madrid. Su idea es ampliarlos longitudinalmente a la calle, “ya que perpendicularmente condicionaría en gran medida la movilidad peatonal”. Este aumento de superficie supondría una mejora en la recolección del agua superficial y más espacio para el crecimiento radicular. “Otro punto a favor es poder introducir nuevas especies vegetales en las calles, siempre que tengan poco porte y doten de mayor colorido al espacio público”. Margelí señala que, si esta intervención se ejecuta “solo en los alcorques del recorrido galdosiano, se genera sutilmente una continuidad del mismo”.

A lo largo del itinerario, que discurre por otras plazas como Dos de Mayo, Juan Pujol y Carlos Cambronero, se colocarían diferentes placas y monolitos conmemorativos de acero corten, con un código QR para enlazar con una página web sobre Galdós y los personajes de Miau. Además, estos elementos contarían con iluminación led durante la noche para dibujar el nombre del novelista y la silueta de un gato, símbolo de la ruta.

 

Proyecto ‘Galdós por las calles de Madrid’ Icono PDF